Logo BCBA

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Novedades

Categorías Patrimonio cultural

Banco Francés del Río de la Plata/BBVA Argentina

El sector financiero tuvo su primer representante en la Bolsa hacia fines del siglo XIX. Esta entidad pujante sigue presente en el siglo XXI, haciendo vanguardia en cada época y brindando servicios hasta abarcar a toda la gama de clientes e inversores.

LA MÁS ANTIGUA. Con 134 años de permanencia ininterrumpida en el mercado bursátil argentino, el otrora Banco Francés hoy parte del grupo internacional Banco Bilbao Vizcaya Argentaria S.A. o Grupo BBVA es la empresa cotizante más antigua de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

En 1888, un joven banco empezó a cotizar sus acciones en la —por entonces, apenas mayor— Bolsa de Comercio de Buenos Aires. Lo había fundado un grupo de residentes franceses, el 14 de octubre de 1886, y sólo dos años después ya era considerado un líder en la prestación de servicios bancarios a grandes empresas en la Argentina. Con el correr del tiempo, el Banco creció y se fortaleció, lo cual le permitió llegar con solidez para hacer frente a la crisis del 30. En 1935, el entonces presidente del Banco Francés fue nombrado miembro del directorio del recientemente creado Banco Central de la República Argentina.

LÁMINA. A través de acciones y de otros instrumentos como las obligaciones negociables, la entidad bancaria hoy mantiene su presencia en el mercado de capitales argentino.

Mayorista

En 1959, el Banco Francés recibió junto con un grupo de instituciones financieras el primer préstamo otorgado a la Argentina por el Eximbank de los Estados Unidos. Casi diez años más tarde, el Morgan Guaranty Trust Co. of New York compró el 50% del paquete accionario de la entidad argentina, permitiendo así, que El Francés fortaleciera su penetración en el mercado y adquiriera profesionalismo en las actividades de banca mayorista. Ya en 1978, las empresas argentinas Sud América Inversiones S.A. y Alpargatas S.A. compraron la participación que tenía la entidad extranjera y es en ese momento en que el Banco hace un cambio de rumbo: de la concentración exclusiva en la actividad de la banca mayorista se orienta al desarrollo de un banco multi-producto, estrategia que se sostiene hasta la actualidad.

RECIÉN TERMINADO, 1926. El edificio ubicado en la esquina de las calles Reconquista y Juan Domingo Perón del centro porteño fue proyectado por el arquitecto Jorge Bunge en 1922, el mismo que 20 años más tarde creara la ciudad jardín balnearia de Pinamar. El arquitecto ganó el concurso público para proyectar el edificio de estilo academicista francés construido para ser sede de la casa matriz del Banco.

Minorista

A inicios de los 80, con la expansión de su red de sucursales, el Banco comenzó a penetrar en el sector de las empresas medianas, desde la zona bonaerense hacia el interior del país. Durante la última década del siglo XX, un Banco Francés afianzado como institución centenaria y, a la vez, dispuesto a enfrentar nuevos desafíos históricos, participó activamente como asesor financiero e inversor en el programa de privatizaciones del Gobierno Nacional, y se desempeñó en calidad de lead manager para la colocación de acciones de nuevas firmas cotizantes en la Bolsa de Comercio de Buenos Aires.

Universal

En diciembre de 1996, tras la incorporación de BBVA como su principal accionista, la entidad reafirmó su estrategia de banca universal, con el objetivo primordial de desarrollarse en aquellos negocios con mejor rentabilidad y mayor perspectiva de crecimiento en el mercado local: los individuos de ingresos medios y bajos, y las pequeñas y medianas empresas.

Tras la crisis de 2001, y junto con los bancos Nación y Galicia, BBVA Banco Francés fue designado como entidad organizadora regional en el canje de deuda soberana para el mercado local, con un éxito que permitió a la Argentina iniciar el camino de regreso a los mercados financieros internacionales. De esta forma, BBVA Banco Francés tiene el orgullo de haber intervenido en la mayor operación de canje de deuda realizada por el país hasta el momento.

LA TORRE BBVA. Entre sus hitos históricos más recientes, el Banco pasó a ocupar su nueva casa, donde inició un proceso de transformación centrado en el cliente y en el desarrollo tecnológico que lo convirtió en el primer “banco digital”.