BCBA logo

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Noticias

Categories Institucional

La Bolsa celebró su 161° Aniversario

El presidente de la BCBA, Adelmo Gabbi, destacó la importancia de contar con un mercado de capitales desarrollado. Invertir en bolsa, dijo, “es el ejercicio patriótico de transformar los ahorros de nuestras familias en capital de trabajo para nuestras empresas, para que luego éstas den trabajo a nuestras familias. Ahorrar en acciones es confiar en nuestro país. Ahorrar en bonos es financiar a nuestro país para que crezca en forma más equitativa. No hay país desarrollado sin un mercado de capitales desarrollado”.
El presidente de la BCBA, Adelmo Gabbi, destacó la importancia de contar con un mercado de capitales desarrollado. Invertir en bolsa, dijo, “es el ejercicio patriótico de transformar los ahorros de nuestras familias en capital de trabajo para nuestras empresas, para que luego éstas den trabajo a nuestras familias. Ahorrar en acciones es confiar en nuestro país. Ahorrar en bonos es financiar a nuestro país para que crezca en forma más equitativa. No hay país desarrollado sin un mercado de capitales desarrollado”.

A continuación, se presenta un resumen del discurso del presidente de la BCBA, Adelmo Gabbi, durante el Acto Central del 161° Aniversario de la Asociación

El discurso tuvo una visión respetuosa pero muy crítica del manejo actual en materia económica, y una esperanzadora visión de futuro: una agenda necesaria para consolidar un país más sustentable, con más equilibrio y certezas económicas y con menos desigualdades sociales otorgando al mercado de capitales un rol fundamental para lograrlo.

El titular de la BCBA citó palabras de ex presidentes elegidos por el voto popular que visitaron la Bolsa de Comercio –incluso algunas de Néstor Kirchner–, como por ejemplo: “No se puede construir un país aislado en la gran aldea”, para agregar que no se debe hacer de la Argentina un país sin criterio, que arrastre a nuestros productores a una competencia que –por ser desigual– inexorablemente los quiebre.

Planteó la necesidad de recuperar un equilibrio fiscal y comercial, para poder sostener una política independiente y soberana y no tan dependiente del contexto internacional. “Se puede debatir con mucha fuerza pero teniendo la caja absolutamente asegurada, de lo contrario –nos decía– el debate se transformaba en algo absolutamente abstracto”.

Reforzó la necesidad de información y transparencia, ya que es el mejor camino para alejar las incertidumbres que produce la información poco confiable. La transparencia es el mejor amigo de las inversiones sustentables a largo plazo.

Manifestó la necesidad “micro” de replantar la competitividad de nuestras empresas, la posibilidad de transparentar la exposición de los balances. El hecho de no poder ajustarlos por inflación hace que las empresas paguen en concepto de Impuesto a las Ganancias, utilidades no realizadas. Esto hace a la competitividad de nuestras empresas.

Planteó la necesidad de repatriar nuestro mercado de capitales: “En los últimos diez años hemos vivido una extranjerización de nuestro volumen transado a Nueva York, afectando claramente la profundidad de nuestro mercado. Los inversores compran activos argentinos, aceptan el riesgo pero lo hacen fuera de la Argentina, por lo tanto no ingresan esas divisas”.

El Presidente de la BCBA mostró su profundo disgusto por la condición de país fronterizo de la Argentina y volvió a pedir el levantamiento de las barreras de entrada y salida de los capitales. “Al Mercado hay que incentivarlo, no manipularlo ni condicionarlo con cambios permanentes en las reglas del juego”, sostuvo. “Está bien controlar a los mercados, está muy bien promocionarlos, pero nunca deben ser manipulados, menos aún imponerles precios. Un claro ejemplo de sus consecuencias es lo que está viviendo la Bolsa de Shanghái”.

“El cumplimiento de la Ley no puede ser un obstáculo para la inversión bursátil: no puede ser que los Agentes de Bolsa tengan que multiplicar sus recursos para atender una burocracia, mientras ven cómo, paralelamente, su actividad pierde la esencia, el fin último de su existencia”.

Adelmo Gabbi planteó la necesidad de desterrar el mito de que invertir en Bolsa es una “timba”, por el contrario, explicó que “es el ejercicio patriótico de transformar los ahorros de nuestras familias en capital de trabajo para nuestras empresas, para que luego éstas den trabajo a nuestras familias. Ahorrar en acciones es confiar en nuestro país. Ahorrar en bonos es financiar a nuestro país para que crezca en forma más equitativa. No hay país desarrollado sin un mercado de capitales desarrollado”.

Además, agregó que “se equivocan los que sostienen que la inversión bursátil no paga Impuesto a las Ganancias: más del 90% de las transacciones son hechas en nuestro mercado por personas jurídicas que pagan, desde siempre, Impuesto a las Ganancias”.

Por último, se refirió al Sistema Bursátil al sostener que “el mundo entero pugna por mercados solventes, transparentes, profesionalizados, integrados, interconectados y, por sobre todo, seguros para los participantes. En esa instancia, la Bolsa puso todo su esfuerzo patrimonial, intelectual y de conocimientos adquiridos a lo largo de su trayectoria al servicio del Sistema Bursátil Argentino, dando un paso fundamental con la creación de BYMA, Bolsas y Mercados Argentinos. Esto permitirá a la BCBA garantizar solvencia a los participantes, constituirse como un verdadero mercado federal integrado y mantenerse como contraparte central de las operaciones realizadas, promoviendo transparencia, seguridad y eficiencia”.

Asimismo, el Presidente de la BCBA auspició el éxito del Mercado Argentino de Valores que, como un auténtico mercado federal –en cuyo capital ha decidido participar la casi totalidad de las Bolsas y Mercados del país– que se especializará en la operatoria de productos bursátiles para Pymes que permitan potenciar el desarrollo de cada una de las economías regionales.

Para acceder al discurso completo, haga clic aquí.