BCBA logo

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Noticias

Categories Bonos verdes

La BCBA y su par mexicana, unidas por los mercados ambientales

La Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA) y Bolsa Mexicana de Valores (BMV) acordaron trabajar juntas en el desarrollo de los mercados ambientales durante 2018 en el marco de la presidencia argentina del G20. Recientemente, la BCBA relanzó su Unidad de Finanzas Sostenibles (UFS), que se encuentra trabajando en financiamiento para el cambio climático desde 2005.

El acuerdo suscripto por la UFS y MÉXICO2, la plataforma de mercados ambientales de la de la BMV, fue anunciado el 16 de noviembre en el marco de la Conferencia de las Partes (COP23) sobre cambio climático celebrada en Bonn, Alemania. Próximamente, Argentina asumirá la presidencia del G20-2018, entre cuyos objetivos principales se encuentra la inserción en los mercados internacionales y el fortalecimiento de la competitividad, para lo cual es clave el impulso de los mercados ambientales.

Este convenio se inscribe en el creciente proceso de colaboración entre mercados emergentes en cambio climático y la próxima entrada en vigor del Acuerdo de París en 2020, de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático. El Acuerdo de París establece medidas para la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero a través de la mitigación, adaptación y resiliencia de los ecosistemas a los efectos del calentamiento global.

Al respecto del acuerdo, José Oriol Bosch, director general del Grupo BMV sostuvo: “la colaboración entre bolsas de la región es central para hacer frente al cambio climático: las economías de América Latina están entre las más afectadas por las variaciones en el clima. México está a la vanguardia en el desarrollo de nuevos productos financieros, como los bonos verdes, y el impulso de esfuerzos colectivos, como el Consejo Consultivo de Finanzas Climáticas. La presidencia argentina del G20 será una plataforma fundamental para incrementar la colaboración regional en finanzas climáticas”.

Este año, la Bolsa de Comercio de Buenos Aires relanzó su unidad de mercados ambientales que desde 2005 trabaja en finanzas climáticas. Sus objetivos incluyen ofrecer servicios de consultoría, y en una etapa posterior, servicios de verificación —aprobación del Climate Bonds Initiative mediante— para la emisión de bonos verdes.

Por su parte, el presidente de la BCBA, Adelmo Gabbi, declaró: “La Bolsa de Comercio de Buenos Aires tiene una extensa trayectoria en la promoción de las finanzas verdes, con antecedentes que se inician en 2005 conjuntamente con la Embajada Británica en la Argentina. A través de la Federación Iberoamericana de Bolsas, entendimos que estos trabajos es mejor realizarlos en integración con otros países. Por eso, es un honor para nosotros sumarnos a la iniciativa de la Bolsa de México, que viene liderando en la materia. La presidencia de Argentina del G20 de este año nos da la oportunidad de visualizar la importancia de estos temas.”

Entre las actividades proyectadas en conjunto por ambas bolsas se encuentra la promoción de mejores prácticas en el desarrollo de mercados ambientales de energía, carbono y bonos verdes. México es el mercado líder en la región para estos productos: espera lanzar su mercado de Certificados de Energías Limpias y Carbono en 2018 y ya cuenta con un activo mercado de bonos verdes.

En Argentina

En la reforma fiscal presentada recientemente, el gobierno de Mauricio Macri incluyó un impuesto al carbono inspirado en el modelo de México, país líder en la región en el impulso de los mercados ambientales.

El país ya ha realizado dos emisiones de bonos verdes: la primera, en la provincia de La Rioja, que tomó 200 millones de dólares para duplicar la capacidad de generación del Parque Eólico Arauco Sapem; y la segunda, en la que Jujuy salió en busca de 210 millones de dólares que serán destinados a la producción de energía del parque Solar Cauchari.

¿Qué son los bonos verdes?

Bonos verdes son títulos de crédito emitidos por instituciones públicas o privadas bajo el compromiso de invertir en proyectos que reduzcan las emisiones de carbono, además se constituyen como una alternativa de financiación para proyectos ambientales sostenibles. Para el inversor representan oportunidades de diversificación y ampliación de su cartera, como también una mejora en su reputación e imagen corporativa.