BCBA logo

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Por qué invertir en el mercado de capitales

Ventajas

  • Financiar y participar de la economía real
  • Operaciones garantizadas
  • Diferentes instrumentos para diferentes perfiles de riesgo
  • Inversión a largo plazo
  • Acceso a analistas profesionales
  • Mantenimiento del valor de la inversión
  • Liquidez

La función del mercado de capitales es reunir a quienes tienen dinero ocioso con quienes lo necesitan. Así, los inversores aportan sus ahorros para que las empresas crezcan, a cambio de una renta. De esta manera, los inversores participan de la economía real y las empresas se financian al más bajo costo del mercado.

Para ello, el mercado de capitales ofrece un marco institucional en el que se controla a las empresas y se garantiza las operaciones. Este marco institucional permite realizar una inversión pero también desprenderse de ella y recuperar el dinero en efectivo, lo que en la jerga se denomina liquidez.

A su vez, ofrece una amplia gama de modalidades para que los inversores elijan la que mejor se ajusta a sus necesidades. Estas modalidades se denominan instrumentos de inversión. A pesar de las diferencias entre los instrumentos, todos comparten la de procurar mantener o incrementar el valor de la inversión inicial.

Es importante tener en cuenta que la inversión adecuada es la que se corresponde con los recursos y los objetivos del inversor. De allí que el inversor elegirá qué tipo de instrumento le conviene comprar, para lo cual deberá evaluar una serie de variables: cuál es el objetivo de su inversión, con qué monto inicial cuenta, qué grado de riesgo está dispuesto a asumir y cuál es el plazo durante el cual puede prescindir de los fondos a invertir.

Dado que el mercado de capitales ha alcanzado un alto grado de complejidad, es recomendable buscar asesoramiento profesional para poder definir claramente el tipo de inversión y elegir el instrumento adecuado. Esto no debe amedrentar a quienes se sientan alejados de esta actividad, ya que gracias a la diversidad de instrumentos, en el mercado de capitales hay lugar para todos.

Conviene invertir en el mercado de capitales para participar de la economía real. Si un inversor advierte que hay un sector económico con buenas perspectivas de crecimiento pero que no se vincula con su actividad habitual el mercado de capitales ofrece la posibilidad de participar.

Por ejemplo, en épocas de auge de la soja, un arquitecto que desee invertir en este negocio para obtener ganancias tiene dos alternativas: plantar soja (con altas probabilidades de fracaso dado que no es su rubro) o comprar acciones de empresas que se dediquen a hacerlo.

A su vez, visto desde la perspectiva de la empresa agrícola, ésta recibirá fondos para ampliar su actividad y crecer. Este pequeño ejemplo, trasladado a miles de empresas y gran diversidad de sectores, es lo que a largo plazo ayuda a fortalecer la economía nacional.

Por su parte, el inversor no necesita ocuparse permanentemente de la inversión ya que tiene la posibilidad de pensar en el largo plazo y mantener el valor de la inversión al no dejar inmovilizados sus ahorros.