BCBA logo

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Derivados: Futuros y opciones

No todos los instrumentos del mercado de capitales se utilizan sólo para obtener fondos o rendimientos. La inversión en una opción o un futuro es un importante instrumento de cobertura, ya que permite a quien lo utiliza asegurar el valor de sus activos en un momento posterior.

Se los considera instrumentos derivados porque su precio depende del valor de otro instrumento, denominado activo subyacente. Por ejemplo, el precio del contrato de futuro sobre el dólar dependerá del valor oficial del dólar; así como el precio de una opción sobre una acción obedecerá al precio de esa acción en el mercado.

La opción es un contrato entre dos inversores que consiste en otorgar a una de las partes el derecho de comprar o vender un activo en un plazo determinado y a un precio previamente pactado.

Las opciones son de gran utilidad como instrumentos de cobertura. Mediante el armado de una estrategia que combine opciones con otros títulos el inversor puede limitar las pérdidas y acotar el riesgo de su inversión.

Existen dos clases de opciones: las opciones de compra (denominadas call), que dan el derecho a comprar un activo en el futuro y las opciones de venta (llamadas put), que otorgan el derecho a vender un activo en el futuro.

En cualquiera de los dos casos quien compra el derecho adopta la posición de tomador y por ese derecho debe pagar un precio denominado prima. Como contraparte existe un inversor que adopta la posición de lanzador y que asume la obligación de vender (o comprar) los títulos cuando el tomador decide ejercer su derecho.

Las opciones se pueden analizar desde cuatro perspectivas diferentes:

  1. El comprador de una opción de compra adquiere el derecho a comprar un activo en un determinado momento y a un precio previamente pactado. Por ello paga una prima.
  2. El vendedor de una opción de compra adquiere la obligación de vender un activo al precio previamente pactado, si el comprador decide ejercer su derecho. Por ello cobra una prima.
  3. El comprador de una opción de venta adquiere el derecho a vender un activo en un momento determinado y a un precio previamente pactado. Por ello paga una prima.
  4. El vendedor de una opción de venta adquiere la obligación de comprar el activo al precio previamente acordado, si el tomador decide ejercer su derecho. Por ello cobra una prima.

Ventajas

  • Cobertura ante la variación de precio del activo subyacente
    La opción es muy útil para armar estrategias y cubrirse ante eventuales modificaciones de precio en el activo que representa la opción.
  • Posibilidad de limitar pérdidas
    Quien toma una opción adquiere el derecho pero no está obligado a ejercerla, por lo cual su pérdida se limita al precio que pagó por ese derecho, es decir a la prima.
  • Liquidez
    La prima se puede comprar y vender libremente en el mercado durante la vida de la opción. Esto le permite al inversor desarmar su posición en el momento que lo considere adecuado.
  • Mayor volatilidad
    Generalmente las primas tienen una volatilidad mucho mayor a la de la acción que representan. Esto permite obtener ganancias más rápidamente pero también puede implicar perder fondos en el mismo plazo. La volatilidad de las opciones implica un riesgo para el inversor, puede ser positivo siempre y cuando el inversor conozca ese riesgo, pueda medirlo y esté preparado para asumirlo.

Ganancias

La operatoria de opciones puede generar ganancias a partir de la variación positiva de la prima.

Por otro lado, el inversor puede obtener ganancias ante el ejercicio exitoso de su derecho o ante el armado de una estrategia, que puede incluir distintas clases de opciones y otros valores.

La operatoria con opciones dependerá de las perspectivas futuras que tiene el inversor respecto del mercado. Las estrategias básicas en opciones ante expectativas de subas en los precios del mercado consisten en comprar opciones de compra o vender opciones de venta, en tanto que si se esperan bajas en los precios, el inversor puede vender una opción de compra o comprar opción de venta.

Ejemplo de un contrato de opciones

El contrato de futuros es un acuerdo entre dos partes para comprar o vender un activo en un momento futuro determinado, a un precio prefijado. A través de este contrato las partes se obligan a realizar la operación pactada al finalizar el plazo.

Se pueden realizar futuros sobre productos financieros (índices, monedas, tasas, etc.) o sobre commodities (petróleo, soja, etc.). En el caso de los futuros financieros, no hay una entrega final del activo subyacente sino que se realiza una compensación diaria de pérdidas y ganancias mediante una cámara compensadora. En el caso de los futuros sobre materias primas hay una entrega del activo subyacente al vencimiento del contrato de futuro.

La inversión en futuros permite a quien lo utiliza asegurar el valor de sus activos en un momento posterior. Si bien esta cobertura no elimina las fluctuaciones de precios, puede reducir sustancialmente sus efectos.

Dicha cobertura puede ser compradora o vendedora. Si el inversor teme que los precios de algún activo bajarán, toma una cobertura vendedora. Por su parte, quien toma una cobertura compradora, lo hace porque cree que los precios pueden subir, y consecuentemente incrementarse el precio de los bienes que debe adquirir en el futuro.

Ventajas

  • Operación de cobertura ante cambios desfavorables en los precios
    Los mercados de futuros existen para minimizar o acotar el impacto que producen esos cambios en los precios de los activos.
  • Estandarizados
    Al ser estandarizados, los contratos de futuros negocian en mercados regulados. Esto garantiza la correcta realización y liquidación de la operación y al mismo tiempo le da liquidez al contrato de manera de que el inversor pueda entrar o salir de su posición a través de operaciones de compra y venta en el mercado.
  • Margen de garantía
    Estas operaciones exigen conformar garantías en ambas partes del contrato de manera de limitar los riesgos de liquidación.
  • Posibilidad de asegurarse el precio de un activo con posterioridad

Ganancias

La ganancia está dada por la diferencia de precio entre el valor de compra del futuro y el precio contado que tiene el activo subyacente en el período futuro.

Ejemplo de un contrato de futuros