Logo BCBA

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Novedades

Categories Megsa

“Hacia un mercado único, transparente y competitivo”

Con esas palabras definió la Secretaría de Energía de la Nación el camino que comienza a transitar la cartera en la definición de las nuevas modalidades de comercialización para el gas natural.

Tanto el Gobierno Nacional como el Ente Nacional Regulador del Gas (ENARGAS) ven en Mercado Electrónico de Gas (MEG) S.A., MEGSA, la herramienta adecuada para implementar una nueva orientación política en el marco de lo que dieron en llamar una “revolución energética”, cuya base son las enormes expectativas generadas por los resultados de la explotación de Vaca Muerta, con excelentes resultados en los últimos meses y una promisoria proyección a futuro.

A comienzos de 2018 se reactivó la negociación SPOT –fundamentalmente para satisfacer la demanda prioritaria– y comenzaron a obtenerse bajas en los precios pactados. Las distribuidoras participantes pagaron en junio valores que superaban los 5,71 USD/MMBTU (unidad de medida utilizada por la industria para cuantificar energía y que significa “millón de BTU – British Thermal Units”), mientras que en agosto ese valor descendió hasta los 4,64 USD/MMBTU, en ambos casos para la cuenca de Neuquén.

La industria, productores, comercializadores y licenciatarias del servicio de distribución de gas natural por redes, acompañaron la iniciativa; actitud que se plasmó en el crecimiento de entidades que accedieron a la Licencia para operar en este Mercado, cuando pasaron de 14 Agentes en diciembre de 2017 a 39 a fines de agosto de este año.

Para el período septiembre-diciembre de este año, las autoridades instruyeron a CAMMESA (Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico S.A.) a proveerse del gas natural destinado a las centrales térmicas para la generación de electricidad, mediante un esquema de subastas implementadas también en MEGSA.

La primera de ellas, para generar los contratos de aprovisionamiento denominado interrumpible (el productor o comercializador no tiene obligación de cumplir con los volúmenes solicitados por CAMMESA), se llevó a cabo el 6 de septiembre. Si bien la Resolución 46/2018 fijaba precios de referencia para sus compras que en el caso de Neuquén ascendían a 4,42 USD/MMBTU, en la subasta se asignaron ventas a 3,09 USD/MMBTU, lo que marcó un promedio general país de 3,40 USD/MMBTU.

RESULTADOS DE LA SUBASTA CAMESSA. La subasta constaba de 5 cuencas productivas; para cada una de ellas, CAMMESA disponía de un precio de referencia (máximo a pagar). En cada cuenca se obtuvieron ofertas que se reflejaron en el gráfico con dos valores (la oferta de venta de menor valor y el precio promedio ponderado de la totalidad de las ofertas de venta recibidas).

Un primer éxito muy auspicioso

Como podrá observarse, el precio operó en baja cumpliendo uno de los objetivos fundamentales –dado el impacto que el mismo tiene en el costo final de la energía–. Conocido el resultado, el Secretario de Energía de Hacienda de la Nación, Javier Iguacel, manifestó a los medios su satisfacción y calificó a los precios obtenidos como “híper-competitivos a nivel mundial” porque, aseguró, “ponen a la Argentina en paridad con Estados Unidos, Canadá, Australia y Rusia, y por encima de un gran lote de países que deben pagar entre 10 y 11 dólares para importar el gas”. Con este precio, el Gobierno consigue un ahorro para el último cuatrimestre del año de 280 millones de dólares, al considerar el subsidio que paga el Estado para compensar la diferencia entre lo que abona el consumidor y lo que cuesta la generación.

Dado el éxito de esta primera experiencia, se espera que a la brevedad se implemente otra subasta para CAMMESA, en MEGSA, para el aprovisionamiento firme, es decir, aquél en el que el proveedor debe asegurar la provisión del fluido durante la totalidad del período contratado.

Fuentes gubernamentales adelantaron que dicha compulsa se aplicará para una contratación de largo plazo (12, 18 o 24 meses) por 25 millones de metros cúbicos, cifra que constituye el consumo mínimo de las centrales térmicas. Esta iniciativa sería acompañada con subastas estacionales, para cubrir la demanda que supera dicha cifra según la época del año de la que se trate.

En pos de extender este mecanismo transparente y competitivo, no se descarta que el siguiente segmento de consumo donde se aplique sea el de la demanda prioritaria (distribuidoras), con un esquema similar al descripto anteriormente: una subasta flat anual y múltiples concursos de precios que acompañen las variaciones de los meses de pico.

Mercado Electrónico de Gas (MEG) S.A.