BCBA logo

Bolsa de Comercio de Buenos Aires

Noticias

Categories Cales

Energía para el futuro

Dos jóvenes licenciados en Economía se hicieron acreedores del primer Premio otorgado por la Casa de Altos Estudios de la BCBA a trabajos de investigación en materia económica.

El 21 de mayo, la Casa de Altos Estudios de la BCBA (CALES) entregó por primera vez el Premio “Bolsa de Comercio de Buenos Aires 2014”. “Ésta es una distinción para estimular a la gente que tiene capacidad a exigirse a sí misma para presentar nuevas ideas vinculadas con el desarrollo del país”, dijo Enrique Mantilla, consejero de la BCBA y presentador del evento. Por su parte, el presidente de la Asociación, Adelmo Gabbi, definió: “Enseñar es transferir información, y tiene importancia, pero educar es ayudar a cambiar de actitud. Ése es el camino que CALES seguramente va a recorrer”.

Esta primera edición del certamen convocó a presentar trabajos acerca de la cuestión energética bajo la consigna: “Financiación de la energía e infraestructura. Oportunidades. Instrumentos prioritarios”. El titular de la BCBA, explicó cómo surgió la temática: “Cuando me reuní por primera vez con Enrique Mantilla y José María Dagnino Pastore, decidimos ir a buscar talentos jóvenes: no le haríamos bien a la República con los talentos viejos… Pensamos que era importante tratar el tema energético. ¿Por qué? Porque creemos que el tema energético es el que nos va a dar el superávit o el déficit fiscal en los próximos años”.  Finalmente, Adelmo Gabbi agradeció y felicitó a los jóvenes participantes del concurso: “Me siento orgulloso porque son chicos jóvenes y han hecho trabajos muy buenos”.

Galardonados

Gestionada por un Directorio Ejecutivo, CALES se estructura como una plataforma de alto rendimiento innovador en base a redes de colaboración y de agregación. Fundado como un espacio de reflexión y de análisis, el Consejo Académico de CALES da participación a destacadas personalidades con una perspectiva diversa e independiente. Por tal motivo, a la hora de conformar el jurado del concurso, CALES decidió convocar a tres renombrados economistas para evaluar los trabajos recibidos: Jorge Berardi, José María Fanelli y José Siaba Serrate. En primer lugar, la terna entregó una Distinción Honorífica al trabajo “Bono Megavatio. Una alternativa para la financiación de proyectos de energía eólica”, de Leonardo Calabresi. A continuación, el jurado adjudicó el Premio “Bolsa de Comercio de Buenos Aires 2014” a Ariel Chirom y Alejandro Gabriel Schachter por su trabajo “Participación del sector privado en infraestructura: oportunidades e instrumentos”.

Luego de recibir el Premio, los ganadores expusieron los puntos principales de su investigación. “Comenzamos el trabajo exponiendo tres hechos relevantes acerca de la inversión en Infraestructura en Argentina durante los últimos años: primero, los niveles totales de inversión son insuficientes para reducir la brecha de Infraestructura; segundo, el sector privado aporta menos del 20% del financiamiento; por último, la percepción de calidad de los servicios de Infraestructura es una de las más bajas de América latina, a pesar de que la inversión se equipara a la del promedio de la región. Tenemos dos grandes desafíos: incrementar los flujos de inversión en Infraestructura y mejorar la calidad de sus servicios. Este escenario nos presenta la oportunidad de involucrar al sector privado en el financiamiento y ejecución de Infraestructura. La introducción del sector privado debe realizarse como complemento del sector público y no sólo como sustituto. En este sentido, el análisis de los beneficios que genera la articulación público-privada ha sido uno de los ejes centrales de nuestro trabajo. El éxito de dicha articulación se encuentra sujeto a la existencia de un marco regulatorio estable y previsible, a la adecuada distribución de riesgos entre ambos sectores, y al buen diseño de las licitaciones y los contratos”, explicaron Ariel Chirom y Alejandro Gabriel Schachter.

Los autores señalaron que, más allá de las mejoras que puedan implementarse a nivel regulatorio, lleva un tiempo prudencial reactivar la confianza del sector privado. “Los elevados requerimientos de inversión para cerrar la brecha de Infraestructura nos obligan a pensar en soluciones más rápidas. Es por ello que hemos propuesto, como uno de los instrumentos prioritarios, la constitución de un fondo fiduciario de garantías cuyo objetivo sea garantizar y proteger el capital hundido de los inversores. El sector privado evalúa un proyecto sólo en base al flujo de caja esperado, mientras que el sector público incorpora también todos los beneficios indirectos del mismo en su evaluación. Así, se genera un espacio común en donde es conveniente para ambos actores el involucramiento del sector público en pos de mejorar el atractivo de los proyectos, permitiendo así un incremento en los niveles de inversión. Ahora bien, la intervención debe ser inteligente, es decir, sin eliminar los incentivos a la eficiencia del sector privado”.

Para cerrar, los ganadores hicieron una propuesta acorde con el ámbito en el que presentaron su trabajo: “Otro instrumento clave para facilitar la atracción de inversión privada es la bursatilización de los proyectos. Esto permitiría, por un lado la generación de un mercado de activos con subyacente de Infraestructura; por el otro, liberaría recursos del sector bancario y público, favoreciendo así la generación de un multiplicador de la inversión. El éxito de este tipo de esquemas requiere de la introducción de herramientas que permitan reducir los problemas de asimetría de la información, ya que la elevada complejidad y heterogeneidad de estos proyectos dificulta la adecuada evaluación de los mismos por parte del público inversor. A tal fin, destacamos la necesidad de un accionar en conjunto entre el sector público y los referentes del Mercado de Capitales”.

Dos jóvenes licenciados en Economía se hicieron acreedores del primer Premio otorgado por la Casa de Altos Estudios de la BCBA a trabajos de investigación en materia económica.

Prensa BCBA